Cepal: Pobres aumentan a 189 millones por la crisis

Miércoles 09 de Diciembre de 2009

Los pobres en América Latina aumentaron este año a 189 millones, mientras que los indigentes crecieron hasta 76 millones como consecuencia de la crisis económica mundial, informó ayer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal. Con alrededor del 60% de su población en situación de pobreza, Honduras es uno de los países más afectados.


19.11.09 Fuente

La crisis se reflejará en la contracción que tendrán los países latinoamericanos y caribeños en 2009, la cual, Cepal estima preliminarmente, fluctuará entre -1.5% y -1.8%. Y agregó que en 2010 las tasas de crecimiento serán “modestas”.

Secuelas

La secuela de la crisis implicó alterar el ritmo de reducción de la pobreza que se registraba en la región desde comienzos de la década.

En relación con el año anterior, la pobreza aumentó 1.1%, en 9 millones, y la indigencia en 0.8%, 5 millones. Eso significa que el 47.8% de la población latinoamericana y caribeña vive en condiciones de pobreza o indigencia.

“Este aumento de la pobreza nos obliga a actuar: debemos replantear los programas de protección social, con una visión estratégica de largo plazo y medidas que sepan aprovechar el capital humano y resguarden el ingreso de las familias y grupos vulnerables”, dijo la mexicana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo económico de Naciones Unidas con sede en esta capital.

Bárcena agregó que si bien los efectos han sido menos profundos que en anteriores crisis, se requieren medidas para atacar la pobreza.

“Hay espacio para una política más activa, pero hay países con semáforo en rojo y otros en amarillo por el deterioro del tejido social”, afirmó.

Los más vulnerables

La pobreza regional tiene cara de niño y de mujer. Según el estudio de Cepal, los niños y las mujeres son los más afectados por la crisis.

En menores de quince años, la pobreza ha golpeado 1.7 veces más que en adultos, mientras que en las mujeres es 1.15 veces superior.

El análisis de Cepal consigna que, a diferencia de las crisis anteriores, la actual no produjo colapsos fiscales ni financieros, ni incidió en procesos inflacionarios.

Bárcena señaló que México, adonde se expandió más rápidamente la crisis por su dependencia de la economía estadounidense, junto con Centroamérica, muestran las peores caras del aumento de la pobreza. Y entre los países centroamericanos el más complicado, según Cepal, es Honduras.

Los pobres en México alcanzarán a los 37 millones y los indigentes a 12 millones. Ese país liderará este año la mayor caída del Producto Interno Bruto, PIB, que se estima ascenderá al 7%.

Destacó que México, sin embargo, ha respondido a la crisis con un fuerte apoyo a los sectores más pobres y su inversión en el gasto social asciende a 800 dólares per cápita. Pero su recuperación en 2010 dependerá de la velocidad con que Estados Unidos saldrá de la crisis.

Bárcena aseguró que para no perpetuar el círculo de la pobreza “urge aplicar políticas de largo plazo dirigidas a los niños y jóvenes, que son los futuros motores productivos de la sociedad, y facilitar la inserción laboral de las mujeres”.

Entre las medidas sugeridas por el organismo se encuentran las destinadas a expandir la cobertura y la calidad de las prestaciones asistenciales, mejorar los ingresos de los adultos mayores, aumentar los seguros de desempleo, ampliar la cobertura de la educación preescolar y dar incentivos estatales para el mayor y mejor empleo de las mujeres.

“Con prudencia fiscal no hay que descuidar a los más vulnerables”, afirmó Bárcena.

Situación de la mujer

El trabajo no remunerado y el cuidado de terceros impiden la inserción laboral de las mujeres, lo que redunda en la pobreza de sus hijos, señala el informe. La brecha de pobreza por edad y género, por lo tanto, exige políticas de largo plazo para fomentar la inserción laboral de las mujeres, redistribuir la carga del trabajo no remunerado en los hogares y ampliar la extensión y la cobertura escolar de los menores, indica.

La participación laboral de las mujeres sigue siendo extremadamente estratificada: las mujeres pobres tienen muchas mayores dificultades que las de estratos altos. Además de los países pobres, hay naciones de mayor desarrollo relativo, como Costa Rica, México, Chile y Panamá, que tienen bajas y estratificadas tasas de participación laboral femenina.

Uno de los principales obstáculos para la inserción laboral de las mujeres es la carga de trabajo no remunerado en el hogar.

Ellas destinan un promedio diario de entre casi cinco horas en Uruguay a un poco más de siete en Guatemala en trabajo no remunerado.

En el caso de los hombres, con la excepción de Guatemala, nunca se superan las dos horas.

Recomendaciones

Para enfrentar esta situación, la Cepal recomienda lo siguiente:

-Ampliar cobertura escolar de menores de 5 años.

-Extender jornadas escolares.

-Invertir más en salud preventiva.

-Castigar la discriminación de las mujeres en mercado laboral.

-Redistribuir la carga de trabajo no remunerado.

Demografía

La población latinoamericana está envejeciendo y se estima que, alrededor del año 2035, el porcentaje de población menor de 14 años y mayor de 60 será similar, revirtiendo la estructura demográfica de hace 40 años, cuando la población latinoamericana era mayormente joven.

Cifras

47.8% es el porcentaje aproximado de la población latinoamericana y del Caribe que vive en condición de pobreza.

2015 año en que los países firmantes de los Objetivos del Milenio deberían haber reducido considerablemente la pobreza.

 
Comentarios y reacciones