Se necesitan cambios urgentes en la cultura corporativa para luchar contra la corrupción

Viernes 09 de Abril de 2010

Ecología y Desarrollo (ECODES) y Economistas Sin Fronteras queremos hacernos eco y difundir este comunicado de nuestro socio internacional EIRIS (Ethical Investment Research Services). Una nueva investigación, publicada el pasado 30 de marzo por EIRIS, muestra que la mayor parte de las grandes empresas internacionales fallan en luchar contra la corrupción y los sobornos.

El estudio, llevado a cabo por la consultora en sostenibilidad EIRIS, se ha centrado en aquellas compañías quienes operan en sectores y regiones con mayor riesgo de corrupción. De las 625 empresas internacionales analizadas, el 85% carece de políticas anti-corrupción adecuadas y el 94% no dispone de sistemas de gestión para luchar contra la corrupción. Del mismo modo, los niveles de transparencia acerca de sobornos y corrupción son extremadamente pobres con menos del 1% de compañías que informan de manera adecuada sobre este asunto.

La publicación de este estudio, se ha realizado mientras en el Parlamento de Reino Unido se debate un proyecto de ley sobre corrupción. De ser promulgado este decreto, tanto compañías como personas tendrían responsabilidad penal por fallos en la prevención de corrupción y por vinculación directa con sobornos, llegando a sufrir penas de 10 años de prisión.

A nivel internacional el marco de referencia está formado por la Convención Anti-Corrupción de la OCDE, adoptada en 1997, por el décimo principio del Pacto Mundial de las Naciones Unidas de 2004 y por la Convención contra la Corrupción de las Naciones Unidas que entró en vigor en diciembre 2005. Adicionalmente cabe destacar que los firmantes de los PRI se comprometen a buscar “información sobre las compañías acerca de la adopción/adherencia a las normas relevantes, estándares, códigos de conducta o iniciativas internacionales” (como el Pacto Mundial de las Naciones Unidas).

Principales resultados de la investigación:

  • Fracaso corporativo en la lucha contra la corrupción a nivel global. Aproximadamente un tercio de las 2.000 compañías presentes en el índice bursátil FTSE All World Developed tienen una alta exposición a riesgos vinculados a sobornos y corrupción. No obstante, el análisis de EIRIS sólo identifica una compañía, Terna (Italia), con la calificación avanzado en su gestión de la corrupción que refleja la alta transparencia y la sofisticada política de la empresa ante los temas de corrupción.
  • Las compañías del sector petróleo y gas presentan la respuesta más avanzada de lucha contra la corrupción, posiblemente a consecuencia de la estrecha vigilancia a la que se ha enfrentado el sector por parte de grupos de la sociedad civil, inversores, reguladores y otros grupos de interés. En el otro extremo de la escala, el sector inmobiliario es el peor situado con las peores calificaciones en cuanto a lucha contra la corrupción.
  • Las compañías con mayor exposición a la corrupción son las más conscientes de los riesgos a los que se enfrentan y hacen más esfuerzos para mitigarlos que las compañías las menos expuestas.
  • Los inversores pueden jugar un papel crucial en determinar la agenda anti-corrupción incorporando las medidas anti-corrupción en sus decisiones de inversión, impulsando la incorporación en las empresas de una mayor transparencia y un mejor reporte de sus actuaciones a través de activismo accionarial e identificando las empresas con un mejor comportamiento
     

Asimismo, el estudio ponen en evidencia que la existencia de normativa específica y los requisitos de los mercados bursátiles tienen un impacto positivo en fomentar que las empresas lidien contra la corrupción. El análisis las empresas estadounidenses, obligadas por ley Sarbanes Oxley a implementar códigos éticos para su personal y procesos de denuncias de irregularidades, muestra que todas ellas tienen algún tipo de medida anticorrupción y que el 52% de las compañías norteamericanas realizan un gestión moderada de os riesgos de corrupción. Esto contrasta fuertemente con otras empresas de países que carecen de legislación sobre la corrupción, tales como Hong Kong y Singapur, donde casi la mitad (el 49%) de las empresas no muestran evidencia de tomar medidas importantes para combatir el soborno.

Robert Barrington, Director de Asuntos Exteriores de Transparencia International en Reino Unido, dijo lo siguiente: “El riesgo de corrupción está creciendo mucho para casi todas las empresas – y por lo tanto para sus inversores. En todo el mundo, el marco legislativo se está reforzando y los esfuerzos para aplicar las normas se han intensificado, el ejemplo más reciente se refleja en el proyecto de ley contra la corrupción en el Reino Unido. La mundialización del comercio y de los mercados implica una exposición a ambientes mucho más corruptos que en el pasado, pero la mayoría de empresas están mal preparadas para hacer frente a este desafío”.

Sachi Suzuki, autor del informe y analista de investigación en EIRIS, insiste en la necesidad de un nuevo enfoque para luchar contra la corrupción. Las compañías deben hacer mucho más si quieren evitar verse afectadas por normas nuevas contra la corrupción que podrían ser promulgadas pronto. “Los incumplimientos empresariales de tal escala acerca de la corrupción supone riesgos significativos para los inversores y dejan a las compañías expuestas a riesgos de importantes sanciones, perjuicios de reputación, restricciones de acceso a los mercados y dificultades para reunir el capital.

Pinchar aqui para descargar una copia de la investigación completa.

Notas para los redactores:

1.  EIRIS (www.eiris.org) es un proveedor independiente de investigación sobre temas sociales, medioambientales y de performance ética de las empresas, líder en el mercado. EIRIS, con base en el Reino Unido y con sede en Estados Unidos, ha obtenido junto con sus colaboradores internacionales una abundante experiencia en el campo de la investigación socialmente responsable. Proporciona una amplia investigación sobre cerca de 3.000 compañías en Europa, Norte América y la zona Asia-Pacífico. 

2.  EIRIS cuenta en España con dos entidades socias: la Fundación Ecología y Desarrollo, que es socio investigador de EIRIS para la Península Ibérica , y Economistas sin Fronteras, entidad que realiza la representación comercial de los productos y servicios.

3.  EIRIS cuenta con 100 clientes institucionales, incluyendo gestoras de fondos de pensiones y de inversión, bancos, corredores privados, organizaciones no lucrativas y religiosas, de Europa, Norte América, Australia y Asia.

4.  EIRIS ha desarrollado una completa gama de productos que ayudan a los gestores a gestionar sus carteras y diseñar estrategias de inversión en respuesta a una economía más sostenible. Para más información sobre los productos y servicios de EIRIS visiten la página web www.eiris.org o contacten por email: clients@eiris.org
 

 
Comentarios y reacciones